martes, 18 de septiembre de 2007

"Metring", la nueva gilipollez


Mientras estaba el otro día comiendo, se me ocurrió poner el telediario para ver si decían alguna noticia que mereciera la pena, de estas que sólo salen esporádicamente. Pero además de no haber encontrado la susodicha, tuve la desgracia de escuchar otra tremendamente patética. Iba acerca de unos nuevos vídeos subidos a internet por unos cuantos chavaletes, que en su gigantesco ingenio habían creado un nuevo deporte de riesgo, basado en agarrarse al metro hasta el último sengundo, para no hostiarse contra en túnel. Debió costarles horas de concentración, esfuerzo y reunión, para acabar bautizándolo "metring". Observé perplejo su actuación en directo en varios videos que pusieron, y cuando finalicé mi alimento, decidí ver si era youtube la página que albergaba tales vídeos. Allí estaban los malditos, todos subidos y ordenados. Debo reconocer que sus actuaciones, pese a que teóricamente deberían parecer geniales y espectaculares, me parecen más bien cutres y desinteresadas. Espero espectante a que en uno de sus intentos, a alguno de ellos le fallen los reflejos y acabe brutalmente estampado contra la pared del túnel, viendo como sus manos amputadas aun quedan enganchadas al metro, chorreantes, y después el vagón arrastre durante kilómetros el cuerpo, que con el roce contra la pared del túnel acabe con los intestinos esparcidos.... Un buen espectáculo para grabar en vídeo y subirlo a youtube. ¿Creéis que no va a pasar? Dejad que continúen haciendo eso un tiempo, y ya veremos como alguna de estas graciosadas acaba en grabación morbosa. Seguramente en este punto me habréis tachado de maniático psicótico ¿Y qué? Yo no les he mandado que se suban al metro, ni les he ordenado que vayan a als estaciones a tocar los cojones. La putada mayor es que encima de hacer el payaso se coman a algun pobre inocente con la velocidad, o provoquen algún accidente poniendo en peligro las vidas de gente de a pie. Porque ahi ya estarían pasando la línea moral, se convertirían en asesinos y encima se matarían. Es acojonante ver como una cosa tan sencilla puede formar una cadena tan complicada. ¿La solución? Dejar de hacer gilipolleces de ese calibre, y dar una vueltilla con los colegas, ir al cine, al bareto o al ciber a echar una partidilla. Lo que hace todo hijo de vecino, vamos. Una cosa es ir de sobrao y otra muy distinta es serlo. Podéis pinchar aquí, aquí o aquí, para ver distintos videos de estas mamonadas que ni siquiera me digno a subir a este blog.

2 comentarios:

Pol_con_o dijo...

Diosss... eso ya no son sobraos, eso son gilipollas.

KrazyKozzack dijo...

Buah, malditos frikis que intentan inventarse modas para aparecer en youtube... que hagan parrilladas y se dejen de ostias xD